camiseta de barcelona 2021

Car with autumn foliage on windscreen

Messi. Leo no se presentó a las pruebas PCR y tampoco hoy se ha puesto a las órdenes de Ronald Koeman. El 7 de abril de 2015, fue invitado por primera vez para entrenar con el plantel de Primera de Peñarol, junto a sus compañero de la selección uruguaya, Federico Valverde y Diego Rossi, bajo las órdenes del entrenador Pablo Bengoechea. Los tres entran y salen del once de Valverde como el Guadiana, mientras ninguno de ellos llega a convencer plenamente ni al entrenador ni a la afición. Tras disputar un partido marcado por la épica del quinto set, el español doblegaba al búlgaro por 6-3, 5-7, 7-6(5), 6-7(4) y 6-4 en 4 horas y 56 minutos tras remontar un 3-4 y 15-40 sacando en el quinto set. El partido amistoso, disputado en París el 20 de febrero de 1912 ante Francia, se saldó con una derrota por 7-0 y fue criticado con dureza por la prensa local.

Posteriormente en rueda de prensa admitió que «es una derrota que duele mucho». Una vez alcanzada la segunda semana del torneo, Nadal enfrentaría al francés Gaël Monfils en octavos de final, venciéndole por 6-3, 6-3, 4-6 y 6-4 en 2 horas y 55 minutos. Por los cuartos de final, Argentina debía enfrentarse al anfitrión, Alemania. Alexander Zverev con relativa facilidad por doble 6-1 y en cuartos de final al argentino Diego Schwartzman por 6-4 y 6-4 en un partido luchado a pesar del marcador. Grand Slam ante un francés (la primera en el Abierto de Australia 2008), camiseta barcelona 2021 22 dejando al español a las puertas de los cuartos de final y completando así seis Grand Slam consecutivos sin alcanzar dicha ronda. Tras esto, el manacorí descendería al séptimo puesto del ranking ATP debido a la victoria final del suizo ante Stanislas Wawrinka. 10 del ranking ATP: el suizo Roger Federer, el alemán Alexander Zverev, el austríaco Dominic Thiem, el croata Marin Cilic, el búlgaro Grigor Dimitrov y el propio Nadal.

Además, terminó el año en la quinta posición del ranking ATP, siendo esta la posición más baja para el español en el ranking desde el año 2004, cuando finalizó el año como número 51 del mundo. El español partía como cabeza de serie número 4 y quedaría situado en la parte baja del cuadro, compartiendo sección con el serbio Novak Djokovic y el austríaco Dominic Thiem. De esta forma y tras dos años y siete meses, Nadal alcanzaba de nuevo la final de un Grand Slam por vigésimo primera vez en su carrera, igualando así la marca del serbio Novak Djokovic y la cuarta en Melbourne. En su debut vencería al argentino Guido Pella por 6-3 y 6-2, en tercera ronda daría cuenta de su compatriota Fernando Verdasco por 6-3 y 7-5 y ya en cuarta ronda se enfrentaría al suizo Roger Federer. Ya en semifinales vencería por un cómodo 6-3 y 6-1 al belga David Goffin, accediendo así a la undécima final en dicho torneo y la final número 105ª de su carrera.

Una semana después marcó un triplete ante el Hull City al que los reds humillaron (6-1) en Anfield. Tras quedar situado en el mismo lado que el serbio Novak Djokovic posibilitando un choque entre ambos en semifinales, Nadal comenzaba su andadura en el torneo venciendo al australiano Sam Groth por triple 6-1 en 1 hora y 20 minutos. El equipo rival estaría formado por jugadores del resto del mundo, entre ellos el australiano Nick Kyrgios, el canadiense Denis Shapovalov, y los norteamericanos John Isner, Sam Querrey, Jack Sock y Frances Tiafoe. Nadal debutó el primer día de competición en el encuentro de dobles, haciendo pareja junto a Berdych y enfrentándose a la pareja formada por Jack Sock y Nick Kyrgios. Apenas mes y medio después de su encuentro en la final del Abierto de Australia, volvían a verse las caras por trigésimo sexta vez en su carrera. Con esta derrota Nadal terminaba una racha de 10 años seguidos ganando al menos un torneo Masters 1000, llegando a una final en Madrid, récord en la Era Open.

Publicaciones Similares